19

Octubre, 2019

Premià En Comú Podem, Esquerra Republicana de Premià i la Crida Premianenca presentamos este recurso contra la moción aprobada por el equipo de Gobierno que dificulta el empadronamiento en nuestro pueblo.

AL PLENO DEL AYUNTAMIENTO DE PREMIÀ DE MAR

José María (Pep) Ripollès y Ballesteros con DNI 38.101.250-W portavoz del grupo municipal de ERC-JxP-AM del Ayuntamiento de Premià de Mar, con domicilio en Calle Maresme, 2, de Premià de Mar a efectos de notificaciones, así como

Andreu Mumbrú y Fuxet con DNI 46365362F portavoz del grupo municipal de CRIDA Premianenca al Ayuntamiento de Premià de Mar, con domicilio en la Calle Gran Vía de Lluís Companys, 56 Bajos 2ª, de Premià de Mar a efectos de notificaciones, así como

Elena Martín con DNI 53088258A portavoz del grupo municipal de Premià en Comú Podem al Ayuntamiento de Premià de Mar, con domicilio en la Calle San Miguel, 28, de Premià de Mar a efectos de notificaciones,,

EXPONEMOS

PRIMERO.- En fecha de 23 de septiembre de 2020 se presentó por parte de los grupos municipales de Junts por Premià de Mar y Partit Socialista de Catalunya-Candidatura de Progrés una moción para su aprobación en el Pleno Ordinario con el siguiente título “Moción porque el alta en el padrón municipal siga la práctica común de los municipios vecinos “.

SEGUNDO.- Esta moción fue aprobada con los votos positivos de los miembros electos de los grupos proponentes, sumando los votos de los miembros del grupo municipal de Ciudadanos. Por el contrario, quienes suscriben este recurso/queja emitió el voto de forma negativa, los grupos municipales de ERC ERC-JxP-AM, Crida Premianenca y Premià en Comú Podem.

TERCERO.- En la exposición de motivos de esta moción se exponía lo que considera la problemática que se quiere “solucionar” con la aprobación de esta moción, en relación al empadronamiento de los denominados “okupas” y el hecho de que se empadronen conlleva, siempre según la moción que se pretende recurrir “efecto llamada para que los” okupas “, y especialmente sus mafias, ven en Premià de Mar un municipio relajado, donde poder actuar a su aire.”
Obstaculizar el empadronamiento de vecinos y vecinas del municipio es inhibirlos de asumir sus obligaciones y derechos respecto a la Administración local. Los obstruye el acceso a derechos universales fundamentales, como la salud y la educación, y los expone a situaciones de alta vulnerabilidad.
Los impedimentos para el empadronamiento no suponen un desincentivo para la residencia efectiva en el municipio, que viene provocada por otras lógicas -como la red social y los mercados de vivienda y/o laboral. El hecho de no estar empadronado tampoco exime al ente local de las obligaciones que le son propias – como por ejemplo, escolarización de los menores, recogida de basuras, ….
El empadronamiento desatendido sólo traslada a los municipios vecinos la presión para empadronarse, con lo cual sólo se consigue distorsionar los datos poblacionales de varios municipios.

CUARTO.- También se expone en la moción que los requisitos de empadronamiento son los que se siguen de acuerdo a una moción aprobada en el Pleno de octubre de 2018, y que son estos criterios los que se pretenden cambiar con la moción que motiva este escrito.

QUINTO.- En tanto que la voluntad de esta moción es eliminar requisitos establecidos en la normativa para que las personas residentes en nuestro municipio se puedan empadronar y dado que consideramos que el texto que conforma esta moción, y de acuerdo a la artículo 123 de la Ley 39/2015, del Procedimiento Administrativo Común formulo RECURSO DE REPOSICIÓN en base a los siguientes

FUNDAMENTOS

PRIMERO.- El padrón municipal se define como el registro municipal donde constan los vecinos de un municipio. Los datos de este constituyen prueba de residencia en el municipio donde se está inscrito. Los ciudadanos y ciudadanas, según el Real Decreto 1690/1986, de 11 de julio, para el que se aprueba el Reglamento de Población y Demarcación Territorial de las Entidades Locales, tenemos la obligación de inscribirnos en el municipio donde residimos habitualmente.

Por otra parte, el Ayuntamiento tiene la obligación de inscribirse todas las personas que viven en el municipio, e incluso debe ofrecer la inscripción a quien no tiene domicilio fijo. El ente local es el responsable final de ajustar el padrón a la realidad del municipio, y por tanto, de recoger de manera fidedigna el número y características básicas de todas las personas residentes.

Es en este sentido que el empadronamiento es un acto de gran trascendencia ya que se deriva una serie de derechos y deberes. Entre otros:
– Derecho a la asistencia sanitaria pública
– Derecho a los servicios básicos de atención social primaria
– Derecho a los servicios de centros abiertos para adolescentes y niños
– Derecho a las ayudas de urgencia social

SEGUNDO.- Si bien es cierto que nos podemos encontrar puntos de conflictividad, como cuando no podemos demostrar por los medios habituales (título de posesión, contrato de alquiler, etc.) que tenemos una residencia habitual en el municipio, cuando la residencia es un espacio que no se puede considerar como tal (caravana, barraca) o cuando las personas se encuentran en la situación de sin hogar o, incluso cuando las personas sin permiso de residencia, la propia ley mencionada ya nos expone que no es necesaria ninguna documentación probatoria de alquiler para inscribirnos en el padrón pues el principio de este es recoger la residencia real no dictaminar si ésta es legal o no.

TERCERO.- Para evitar interpretaciones erróneas, la Resolución de 16 de marzo de 2015, de la Subsecretaria, por la que se publica Resolución de 30 de enero de 2015, del Presidente del Instituto Nacional de Estadística y del director general de Coordinación de Competencias con las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales, por la que se dictan instrucciones técnicas a los Ayuntamientos sobre la gestión del padrón municipal. En su artículo tercero sobre los casos especiales hace referencia a las personas que no tienen domicilio o que éste no cumple los requisitos mínimos de habitabilidad, entendiendo que el criterio es aceptar como domicilio cualquier dirección donde efectivamente vivan los vecinos, y, por otro lado, que se pueda y se deba recurrir a un domicilio ficticio en los supuestos de que una persona sin hogar resida habitualmente en el municipio y sea conocido por los servicios social. Del mismo modo establece las condiciones que deben darse para efectuar el empadronamiento, estableciendo incluso la posibilidad de que la dirección de empadronamiento “ficticio” sea la de los propios servicios sociales, albergue municipal, o incluso el punto geográfico concreto donde el vecino usualmente pernocte.

CUARTO.- El 2 de mayo de 2020 se publicó en el Boletín Oficial del Estado1 una nueva resolución sobre empadronamiento que es especialmente relevante para los vecinos y vecinas en situación más vulnerable. Así, se establece que todos los ayuntamientos garanticen la inclusión en el Padrón de la manera más ágil y transparente posible. Aunque esta resolución no es ninguna novedad respecto a la política marcada por el Instituto Nacional de Estadística, supone remarcar la obligatoriedad a empadronar a todos los vecinos y vecinas que viven en el municipio y aceptar como alternativas cuando no se dispone de un título de propiedad o contrato de alquiler cualquier recibo de suministro o una simple inspección para comprobar que la persona vive en su domicilio.

En esta resolución es recogen cuestiones fundamentales respecto el padrón:
– El empadronamiento no tiene ninguna relación con la situación administrativa de las personas que lo solicitan, por tanto, no corresponde al Ayuntamiento hacer ninguna comprobación sobre la legalidad de su residencia.
– Es también muy relevante que esta resolución insta a la máxima flexibilidad para que la persona pueda acreditar su identidad, es decir, aceptando una fotocopia del pasaporte cuando no lo tenga vigente o bien facilitando la identificación a las personas solicitantes de asilo (con resguardo de solicitud) y los menores extranjeros no acompañados (con la ficha de inscripción del Ministerio de Interior y también, hasta los 14 años, con el certificado de nacimiento o libro de familia).
– Hay que empadronar a todas las personas que viven en infra viviendas, asentamiento, caravanas, etc. y el único criterio que debe guiar a los Ayuntamientos es que la dirección donde se les empadrona puedan recibir cartas, independientemente de las condiciones legales o sanitarias de ésta.
– En el caso de situaciones de sinhogarismo, como se realiza en Barcelona, un Informe de Servicios Sociales puede acreditar que son vecinos o vecinas del municipio y se puede empadronar a estas personas sin domicilio fijo.

1.- Resolución de 29 de abril de 2020, de la Subsecretaría, por la que se publica la Resolución de 17 de febrero de 2020, de la Presidencia del Instituto Nacional de Estadística y de la Dirección General de Cooperación Autonómica y Local, por la que se dictan instrucciones técnicas a los Ayuntamientos sobre la gestión del Padrón municipal. Estas instrucciones son de obligado cumplimiento para todos los municipios del Estado. El artículo 54 del Real Decreto 2612/1996 establece que las personas que residen en el municipio carezcan de domicilio en el mismo deben inscribirse en el padrón habiendo puesto en conocimiento de los servicios sociales su situación.

QUINTO.- La resolución mencionada, en el sentido de la norma reitera, otro vez, que a fin de inscribir el lugar de residencia se debe aceptar cualquier documento que acredite que la persona que se quiere empadronar vive en el lugar que expone, poniendo como ejemplo recibos de suministro de luz o agua. También nos establece la potestad de, mediante la policía local, el propio servicio o los servicios sociales, comprobar la veracidad de la información dada por el ciudadano o ciudadana, aspecto que alcanza gran importancia en las situaciones especiales. Esta cláusula abierta de documentos acreditativos se fundamenta en que no se atribuye a los ayuntamientos ninguna competencia en juzgar cuestiones de propiedad, de arrendamientos urbanos o en general de naturaleza jurídica-privada.

SEXTO.- Por lo tanto, nos encontramos que el Pleno de esta corporación prestan vulnerar la ley, de forma clara estableciendo unos criterios propios de empadronamiento, criterios restrictivos de derechos que no son compartidos por los municipios limítrofes de nuestro y que son claramente vulnerantes los derechos de nuestros ciudadanos. Esta Moción no expresa de manera suficientemente clara, cuáles son los criterios que se emplearán en nuestro municipio a quien lo solicite. El propio Síndic de Greuges formuló una recomendación a raíz de la aprobación de esta moción recordando a este Ayuntamiento que deben respetar la normativa vigente, y más cuando el incumplimiento de esta puede afectar a las personas más vulnerables.

En definitiva, los ayuntamientos deben facilitar la “vía extraordinaria al padrón” que, como ha indicado el Síndic de Greuges de Cataluña, incluye:
– la persona que no puede entregar documentación sobre el título jurídico de ocupación de la vivienda donde vive
– lapersonaquenoviuenunhabitatgepròpiamentdit, perquèviualcarreroun espacio no apto como vivienda o bien se encuentra en situación de itinerancia residencial

Por todo lo anteriormente expuesto, solicitamos que tenga por presentado este RECURSO DE REPOSICIÓN en tiempo y forma contra la aprobación de la moción mencionada por la que se mantengan los criterios de empadronamiento establecidos en 17 de octubre de 2018.

Y en consecuencia:

PRIMERO: Dejar sin efecto la Moción aprobada en el Pleno Ordinario de 23 de septiembre como “Moción para que el alta en el padrón municipal siga la práctica común de los municipios vecinos”.

SEGUNDO: Dar cumplimiento a lo establecido de manera general en la norma en cuanto a la obligación del Ayuntamiento de empadronar a los vecinos y vecinas que lo soliciten.

Premià de Mar, a 19 de Octubre de 2020

WhatsApp chat