12

Marzo, 2021

Los presupuestos presentados por el equipo de gobierno no expresan ninguna voluntad de transformar Premià en un municipio más amable, más verde y más sostenible

Desde Premià en Comú Podem queremos hacer patente nuestra sorpresa al ver que ninguna de las propuestas presentadas en forma de moción por nuestra formación y aprobadas en el pleno están reflejadas en la propuesta de presupuestos del equipo de gobierno.
A nuestro entender, Premià necesita urgentemente iniciar una transformación que la lleve a ser una ciudad más amable para las personas.
Si bien en las últimas décadas hemos crecido como una ciudad dormitorio más alrededor de Barcelona y Mataró, y nuestras calles han sido diseñadas para desplazarse diariamente en vehículo privado hacia este núcleos, actualmente se ha puesto más de manifiesto que nunca la necesidad de una ciudad que prime los desplazamientos sostenibles y de proximidad, una ciudad que promueva la convivencia, la salud y la vida comunitaria.
Y no entendemos unos presupuestos que no expresan ninguna voluntad de transformar Premià en un municipio más amable, más verde y más sostenible.
Como ya hemos dicho, son muchas las mociones aprobadas en el pleno, muchas presentadas por nuestro grupo, que persiguen estos objetivos, y que no se ven reflejadas en esta propuesta de presupuestos.
En clave social, son varias las cuestiones que están sobre la mesa y que no hemos visto traducidas en este presupuesto, y es que una ciudad más amable, también es una ciudad con más y mejores servicios. Hay cuestiones tan urgentes, como la construcción de la segunda escuela infantil, que este presupuesto obvia. También hay sobre la mesa el acuerdo de construir mediante un convenio de colaboración del edificio de la escuela Mar Nova, pero no hemos visto en la propuesta del presupuesto de 2021 ninguna partida destinada a este fin.
Por otra parte, valoramos que el total de partidas destinadas a hacer de Premià un municipio libre de violencia machista y más igualitario es ínfima, y ​​no se tiene la voluntad de cumplir con propuestas que han sido aprobadas y que han recibido un apoyo mayoritario. Por ejemplo se sigue evitando el desarrollo de la moción para mejorar la sensación de seguridad en el espacio público aprobada en junio de 2018 y cuestiones tan relevantes como la de formar la policía local en igualdad de género y en protocolos de intervención ante hechos de violencia machista, una formación que actualmente nuestra policía no tiene.
Si bien este presupuesto hace un esfuerzo para cubrir necesidades sociales que las crisis que hemos atravesado y que la gran crisis de la Covid-19 nos han dejado, echamos de menos un desarrollo profundo de algunos de los acuerdos que pretenden atacar las raíces de estas necesidades. Nos referimos a aquellas propuestas dirigidas a garantizar el derecho a la vivienda y combatir el aumento desmesurado de los precios de alquiler, o aquellas que tienen como objetivo sacar de la extrema vulnerabilidad y marginalidad que sufren las personas que ni siquiera tienen acceso al padrón municipal.
Por último, si hablamos de acuerdos de pleno y consensos que el presupuesto no refleja se hace imposible no hablar de la expropiación de Can Sanpere y del compromiso de transformar este espacio en un pulmón verde.
En definitiva, la propuesta que se nos ha presentado entendemos que mantiene el modelo de ciudad de las últimas décadas y no muestra ninguna pretensión de transformación, ni siquiera, las que han sido asumidas y aprobadas por la mayoría de fuerzas del pleno. Por lo tanto, están muy lejos de los presupuestos que Premià necesita.
WhatsApp chat